familia verdeliss

¿Qué hacer si el entorno se ‘burla’ o ridiculiza la decisión de haber tenido tantos hijos?

Cuando una pareja se inclina por la decisión de ser padres, han de tenerlo muy claro y más cuando optan por tener familia numerosa. Se trata de una decisión en conjunto, en la que forman un bloque solido de decisiones de crianza. Por tanto, los juicios de valores, o “burlas” pasan a un segundo plano, ya que su decisión de tener familia numerosa, es tan valida como para aquellas familias que deciden no tener hijos, o para aquellos que deciden tener uno o dos.

No obstante, en caso de ser objeto de críticas por tener un mayor numero de hijos que las familias más próximas:

  • Recordad vuestros propios criterios.
  • Lo que en el primer mundo esta catalogado como algo fuera de lo común, no significa que sea así en todas las partes del Mundo.
  • Tener varios hijos, no os cataloga como religiosos.

¿Qué preguntas debería hacerse una mujer antes de tener hijos?


Hacer una revisión psicológica a nivel personal, es recomendable antes de someterse a la crianza. Con el objetivo de corregir carencias emocionales. Se trata de una decisión muy importante, que supone un hito vital para la persona. Por lo que, si alguien tiene dudadas de si esta tomando esta decisión por si misma o por la presión social o familiar, son incógnitas a descifrar.

Estas serían algunas de las preguntas que una mujer se debería de plantear antes de ser madre:

  • ¿Tengo a mi hijo por mi propia decisión?
  • ¿Los tengo por presión social, o familiar?
  • ¿Creo que de ese modo mi pareja va a continuar?
  • ¿Tomo la decisión de ser madre por tener una edad en la que la fertilidad es más escasa y pienso que es ahora o nunca?

Si se decide tener muchos hijos (4, 5, 6…) ¿Cuáles serían los mejores consejos para cuidarlos y que no repercuta en la vida de pareja ni en la salud mental de cada progenitor?


Cuando una pareja decide tener más de tres hijos, puede ser sinónimo de estrés o deterioro de la relación de pareja. Por lo que a continuación os indico los siguientes tips para tener en cuenta:

  • Tener una buena comunicación
  • Consenso entre ambos progenitores en la forma de crianza de sus hijos.
  • Gestionar un buen horario para repartir las tareas y que no se cargue uno con toda la responsabilidad de las mismas.
  • Recordar el motivo de unión de la pareja y el objetivo en común de tener una familia numerosa.
  • Todos sois una familia, por lo que todos sois importantes, incluidos los papas.
  • No olvidar tener momentos de intimidad y de calidad en pareja, y con cada uno de los hijos. El tiempo individual y en conjunto también suman.
  • Ser empáticos.

 

 

Seamos honestos: ¿Quién decide cuántos hijos quiere tener una mujer? La sociedad, la pareja…
En los tiempos que corren, la sociedad marca mucho los tiempos de crianza, ya que antes de comenzar con la misma, la mujer se quiere asegurar una buena posición en la misma. Además, juega en cuenta el factor económico, que frena a muchas mujeres. Sin olvidar el encontrar a la pareja adecuada para ello.

Como podemos ver, son varios los factores que la mujer tiene en cuenta antes de someterse a la crianza. Y es que, en muchas ocasiones, la mujer en cuanto es madre, pasa automáticamente a un segundo plano, lo que le hace replantearse la idea de la maternidad.

 

¿Hay que tener algún tipo de preparación mental específica cuando se tiene familia numerosa?


Sería recomendable corregir las carencias afectivas que se tengan y tener una buena regulación emocional, puesto que el embarazo o la etapa de la lactancia, hace que las hormonas se disparen y con ello nos hagan tomar decisiones en las que no estamos del todo seguras.

Además, la crianza tiene sus sombras y sus luces, es decir, puede llevarte a tener momentos maravillosos, y otros en los que puedes verte sometida a mucho estrés, ansiedad o falta de tiempo personal.

Contar con un buen apoyo de tu pareja o familiar, puede ayudar a una mejor adaptación a la familia numerosa.

No olvidemos, que tener hijos no nos va a traer la felicidad en si misma, ya que la felicidad depende de uno mismo, los hijos no nos van a cubrir las carencias afectivas que tenemos, eso depende de la propia persona.

 

¿Son diferentes los valores que deben guiar a una familia numerosa que a una más pequeña?

Los valores que se lleven a cabo dentro de cada familia, dependerán de como sea cada familia, de las creencias y propósitos de la misma, no en si del número de hijos que se tengan.

La decisión de ser padres es muy importante, independientemente del número de hijos que se tengan. Se puede ser una familia grande y ser muy feliz, o al revés. Todo dependerá de la calidad de afecto que se ofrezca a cada integrante de la familia. No enfocarse tanto en un número y si en la calidad de la crianza.